Zaickz Moz

Originario del Estado de México, Zaickz Moz –como tantos miles de personas alrededor de las ciudades– ha pasado en trayectos largas horas de su vida. Sin embargo, a diferencia de la mayoría, Zaickz asumió el camino como el espacio para salir de sí mismo y perderse en las estampas que hay afuera.

Ingresó a la Facultad de Arquitectura de la UNAM (2012) donde conoció las ideas de Francisco Careri, quien entiende el recorrido de la ciudad como una forma de transformar el territorio. Después de haber realizado prácticas en diversos despachos de la Ciudad de México, llegó a la fotografía. Su interés por aprender a retratar el espacio arquitectónico lo llevó a Onnis Luque (2015), paso fundamental en su acercamiento formal a la cámara y al proceso de posproducción.Tiempo después, sumergido en el quehacer laboral, decidió comprometerse con sus propios objetivos. Dejó el dibujo y los planos para pasar a construir la ciudad y los espacios a través de otros medios.

Como fotógrafo de arquitectura se vuelve un compositor de la imagen. Su ojo y su intuición espacial colocan el tripié en el punto exacto para comunicar la experiencia del lugar. La profundidad, las texturas, los juegos de luces y los ángulos de cada edificio.

Poco a poco, el impulso de su carrera como fotógrafo lo fue soltando hacia intereses que por momentos pensaba cotidianos pero que escondían la profundidad de una vocación documental, que lo reconectaba con el tema que más lo ha apasionado hasta ahora: la ciudad.

Partiendo de fotografías que miraban más allá de las superficies, su lente se mantuvo en la construcción pero el foco comenzó a clavarse más en el aspecto humano. De pronto, los kilómetros de pensamiento recorridos durante años empezaron a expresarse en series que narraban situaciones de vida y reflexionaban sobre las condiciones de los espacios habitados.

La deriva obligatoria a la que está expuesto cualquiera en la Ciudad de México, lo confronta todo el tiempo con los largos y accidentados flujos de gente, las polarizadas situaciones urbanas, las peculiares relaciones entre las personas. Zaickz transita, recorre, va conociendo –reconociendo– y rescatando detalles, muchas veces más evidentes que velados, que casi todos han transparentado como películas opacas de la cotidianidad. Su mirada es crítica, él mismo se explica nutrido por fuentes diversas, entre ellas la afilada serie Domingos de Ramiro Chaves (2006) y el trabajo de tintes sociales de Iwan Baan. En su faceta documental Zaickz logra imágenes que surgen de la profunda observación de una realidad –propia o ajena– que acontece en su andar incansable las calles.

Su naturaleza inquieta lo lleva a jugar con las perspectivas. Y ahora, con la especialidad en fotografía con dronE, los alcances y recortes de Zaickz se han elevado a la exploración aérea. Desde allí alcanza a enmarcar la humanidad del territorio. Un aspecto que permite entender que la lógica de crecimiento de ciudad no responde más que a la necesidad de un lugar donde vivir.

La esencia artística y la fuerza de sus fotografías se fundamenta en la apertura a comprender la manera en que las personas interactúan con el espacio y crean estéticas particulares con significados y funcionalidades propias. Uno de sus grandes pasos, quizás el inaugural, fue dado al atreverse a ir más allá de los espacios de lujo y las impecables fachadas de diseño. Zaickz es capaz de retratar los grises irregulares en las cuadrículas de la periferia y lograr una imagen preciosa con rostros, historias y vidas que la dotan de sustancia real.

¿Qué es ciudad?, ¿son las dinámicas y relaciones que se dibujan y desdibujan en sus espacios?, ¿es el concreto, acero y madera que la levanta? Enfrentarse a su fotografías invita a cuestionamientos graves, ¿es la ciudad, y su supuesta urbanidad, el sinónimo de prosperidad y bienestar que nos dijeron que era? Acorde con Bas Princen, quien ve una tensión entre lo artificial y lo natural, una doble posibilidad –ambigua– entre la construcción y la destrucción de las cosas, Zaickz ha sabido ver que habitar implica un poco desgastar; edificar, depredar; urbanizar, arruinar… pero habitar es siempre, revivir.

Zaickz ha tenido la oportunidad de ser publicado en medios nacionales e internacionales especializados en arquitectura: en impresos como Arquine (México), PLOT (Argentina), así como en blogs sobre arquitectura y diseño tales como Archdaily, Domus, Dwell, Dezeen, Divisare, Designboom, Plot y Archello.

 © 2020 by ZAICKZ studio.